Notas de prensaInformación corporativa

ASAMBLEA 2016 OVIPOR

 

La Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) Ovipor-Andévalo aboga por aplazar hasta noviembre la decisión de disolverse. Así se decidió tras la celebración de la asamblea que reunió a 200 socios ganaderos de 35 municipios onubenses el pasado fin de semana.

En la reunión se volverá a valorar la situación y se decidirá sobre la continuidad o no de la agrupación. ADSG denuncia la falta de control por parte de la Junta de las explotaciones no asociadas que "incumplen sistemáticamente los programas sanitarios obligatorios dentro de las ADSG".

Al inicio del encuentro, el presidente de la ADSG Ovipor-Andévalo, Agustín González, ofreció resultados "positivos" de la lucha contra la enfermedad de Aujeszky, en porcino, y la Tuberculosis, en bovino. Además, subrayó la ausencia total de Brucelosis en rumiantes, desde que hace más de un lustro se logró erradicar en las zonas de la Campiña y el Andévalo.

En línea con lo acordado la semana pasada en el consejo rector de la ADSG, la asamblea inició un debate sobre la propuesta de disolución de esta agrupación, motivada por "el retroceso" que su modelo de funcionamiento ha experimentado en los últimos años.

Los ganaderos asistentes mostraron su desacuerdo respecto a la política sanitaria que la Junta de Andalucía viene desarrollando en materia de erradicación de enfermedades, con especial énfasis en la interpretación arbitraria de las exigencias normativas que se realiza en la provincia.

Asimismo, solicitaron el cumplimiento de los programas sanitarios obligatorios en las explotaciones no integradas en las ADSG, "las cuales los vulneran sistemáticamente, y cuya vigilancia y responsabilidad es competencia exclusiva de la Administración regional". Igualmente, han pedido un reconocimiento del trabajo que, tanto técnicos como ganaderos, vienen desarrollado a lo largo de los últimos 20 años. El delegado de Agricultura, Pedro Pascual Hernández, anunció una reunión urgente para analizar la situación y establecer un diálogo constructivo entre la Administración y los representantes ganaderos.

Fuente: www.huelvainformacion.es